Viaja por Navarra, una tierra para disfrutar en familia

Visitar Navarra siempre es una gran idea. Mientras esperamos a que Sendaviva abra sus puertas, os proponemos algunas ideas para que aprovechéis estas semanas para conocer Navarra. Una guía rápida para todos aquellos que quieran visitar una tierra rica en historia, naturaleza, monumentos, gastronomía y paisajes.

Navarra tiene muchas ventajas: la primera es que no es demasiado grande y está muy bien comunicada. Eso hace que nuestro viaje nos lleve de norte a sur sin demasiada dificultad. Sin duda, un viaje perfecto para realizar con niños.

Otra ventaja es su diversidad: desde el sur cálido, con su desértico paisaje de las Bardenas Reales de Navarra, un lugar impresionante muy cerca de Sendaviva, que poco tiene que ver con los nevados picos de los Pirineos o los frondosos hayedos de la Selva de Irati. Una diversidad que ofrece un sinfín de posibilidades para hacer planes en familia.

¿Qué ver en tu viaje por Navarra? Te damos algunas ideas:

Comenzamos la ruta por el Castillo de Olite, una joya medieval que parece sacada de un cuento de hadas con sus almenados torreones y sus estancias reales.

Cerca encontrarás el pequeño pueblo de Ujué, otra visita obligada. Encaramada en la sierra, esta coqueta población se apiña en torno al Santuario Fortaleza de Santa María.

Si eres amante de la naturaleza no te puedes perder las foces de Lumbier y Arbayún. Son dos espectaculares desfiladeros sobre los que sobrevuelan los buitres y por los que descendían los almadieros roncaleses.

Escondido en la falda de la sierra encontrarás el Monasterio de Leyre donde tienen su panteón los primeros reyes navarros. Y bajando al llano hallarás el Castillo de Javier, cuna de San Francisco Javier, un santo viajero, patrón de Navarra.

Te proponemos seguir disfrutando de la naturaleza subiendo a los Pirineos y sus altas cumbres. Después del esfuerzo, los pueblos del valle del Roncal son idóneos para descansar. Sus casas de montaña y sus estrechas y acogedoras calles empedradas no te dejarán indiferente.

Seguimos el viaje. Desde Ochagavía, uno de los pueblos más bellos de toda España, nos adentramos en la Selva de Irati. Este extenso hayedo abetal se abre en el pantano de Irabia en una amplia panorámica que nos ofrece todos los colores del bosque reflejados en sus tranquilas y frías aguas. Algo más lejos, Roncesvalles es punto de partida para los peregrinos del camino de Santiago.

Más al norte, Baztán, es una tierra de prados, ríos, bosques y grandes caseríos vascos diseminados aquí y allá. La cascada de Xorroxín y los embalses de Leurtza son sus paisajes más populares. El Señorío de Bértiz es un jardín botánico con muchos rincones con encanto. Y Elizondo, la capital del valle, tiene un interesante casco antiguo con sus caseríos distribuidos a ambos lados del río Baztán.

Te proponemos también un paseo por la sierra de Urbasa que esconde en el paraje de Urederra uno de los rincones más singulares de la comunidad, con sus cristalinas aguas de color turquesa que van saltando de poza en poza.

No dejes de visitar Estella, una ciudad con mucha historia siempre al servicio del camino de Santiago. Muy cerca, apartado entre montañas, está el monasterio de Iranzu, uno de los más bellos ejemplos de la arquitectura cisterciense.

Si te gusta viajar, estos son solo algunas aventuras para toda la familia que Navarra te puede ofrecer. Toda una amplia variedad de paisajes y monumentos que no puedes perderte en su visita a Navarra.