Un paseo por la Granja de Sendaviva

La visita a la Granja de Sendaviva te devolverá a tu infancia y te hará revivir, junto con los más pequeños de la casa, los buenos ratos que pasabas entre las gallinas, los conejos y los cerdos del corral de los abuelos o los vecinos del pueblo.

Este lugar es, sin duda, uno de los preferidos por las familias que visitan Sendaviva porque aquí los niños aprenden lecciones tan simples como importantes.

En un recorrido por la Granja de Sendaviva, conoceréis todos los detalles del Ciclo del huevo desde que la gallina los pone, hasta que los pollitos crecen y finalmente rompen la cáscara al nacer. También aprenderéis que la leche no viene del supermercado, sino de la vaca y podréis incluso ejercer de granjeros y practicar con el ordeño en la vaca y el Granjero.

Además de los productos de origen animal, los peques de la casa deben saber que en una dieta equilibrada también son fundamentales las verduras y hortalizas. Por esta razón en Sendaviva podréis visitar el huerto y conocer cómo se cultivan los tomates, las calabazas, las lechugas y cuáles son los productos de temporada más característicos.

El afán por el cuidado de la Tierra nos llevó también a crear el Juego del reciclaje donde aprenderás cómo se pueden reutilizar los envases de plástico, vidrio y cartón, y cuál es el contenedor más apropiado para cada uno de ellos.

Por supuesto, en la Granja de Sendaviva también hay espacio para las atracciones, como las Sillas voladoras y el circuito Fórmula Viva.  Y para realizar divertidas actividades en familia en la que dar de comer a nuestros animales y conocer todos los cuidados que necesitan.

Si te alojas en familia en el albergue de Sendaviva, podrás disfrutar en exclusiva de la actividad Despertando a los animales a primera hora de la mañana. Pero además, en la Granja de Sendaviva podrás realizar también las actividades Desayunos en la Granja y Merienda en la Granja, en las que prepararás unos deliciosos menús para conejos, cobayas, gallinas, vacas y caballos.