NAVARRA, LA TIERRA DEL BUEN COMER

¿Buscas planes diferentes? Te proponemos uno de esos de “chuparte los dedos”.

Una visita a Navarra, una tierra donde se come muy bien, y donde, además, se tiene muy a gala el comer bien. Las excelencias de la gastronomía navarra están irremediablemente unidas a un producto de calidad y una tradición culinaria que no dejará de sorprenderte.

De la gastronomía navarra llama la atención nuestra predilección por las verduras. Visita la Ribera Navarra y su huerta donde se ofrece una amplia variedad en la que la alcachofa es la reina, el cardo el rey y la menestra, que combina con sabia maestría a la reina, al rey y a otras verduras invitadas, el plato por excelencia, un manjar a la altura de la más alta gastronomía.

El pimiento del piquillo es famoso en el mundo entero, y se cocina en los hogares en cazuela y a fuego lento. Se suele servir como entrante, al medio de la mesa para ir picando con un poco de pan, o como acompañamiento.

El espárrago es un privilegio del que disfrutan los navarros, ya que la mejor forma de comerlos es recién cogidos del campo y directos a la mesa. La temporada de espárrago dura los meses de abril, mayo y junio, y es entonces cuando los encontrarás en los mejores restaurantes, anunciado como espárrago fresco, no dudes en probarlos.

Luego están los platos propios de la cocina navarra: la trucha con jamón, el ajoarriero y el cordero al chilindrón. Los chuletones a la brasa es otra de las especialidades y el pescado recién traído del cantábrico también es excelente. Acompaña las viandas con un buen vino denominación de origen y tras el postre la típica “copica” de pacharán.

La gastronomía navarra es toda una experiencia que no puedes dejar de probar. Selecciona alguno de los restaurantes que el turismo fácil propone, todos ellos de un probado prestigio mantenido a lo largo de los años a base de un producto bien escogido, una esmerada cocina y una cuidada atención al cliente.