PATO MUDO

qr-img-threat

Clase: Aves

Orden: Anseriformes

Familia: Anatidae

 

Tamaño:  76 – 86 cm. Macho

53 – 63 cm. Hembra

Peso:  2 – 4,5 Kg. Macho

1 – 2 Kg. Hembra

Nº Huevos: 8 – 15

Distribución:  América Central, gran parte de las regiones tropicales de América del Sur, ambas costas de México, norte de Argentina y Uruguay.

DESCRIPCIÓN

Existen 2 subespecies:

– La silvestre (Cairina moschata sylvestris). Se conoce comúnmente como pato real. Suelen ser de color negro con manchas blancas en las alas y pico negruzco.

– La doméstica (Cairina moschata domesticus). Pato criollo o pato mudo. Se caracterizan porque son de diversos colores, pueden ser negros, blancos o mezcla de ambos o bien con la cara, el cuello y el vientre blanquecinos, también pueden ser de color marrón o gris. El pico puede ser de color rosáceo, amarillo o puede tener algo de negro. Pesan más que la subespecie sylvestris y por ello no pueden realizar vuelos largos e incluso algunos machos pueden ser incapaces de volar debido a su excesivo peso. 

Los patos mudos presentan dimorfismo sexual, pesando el macho casi el doble que la hembra. Son grandes y corpulentos. En la parte posterior de la cabeza y la nuca las plumas forman una cresta muy corta. En la cara tienen una gran zona carnosa-verrugosa, a modo de antifaz, que está formada por carúnculas de color rojo o rosáceo que son más llamativas durante la época reproductiva. El pico es medianamente largo, no muy ancho. Los ojos son más bien pequeños, son de color pardo-amarillento oscuro y están rodeados de un fino anillo periocular carnoso y algo sobre elevado que suele ser del mismo color que el de las carúnculas. Las patas son cortas pero fuertes, son de color negruzco, tienen los dedos palmeados y unas fuertes garras. Los colores no son siempre uniformes en todos los individuos; hay ejemplares totalmente blancos o sólo negros, así como marrones, grises y con diferentes combinaciones de estos colores.

HÁBITAT

Sus hábitats son muy variados pero siempre están vinculados al agua dulce y a los árboles. Se encuentran en los ríos con poca corriente, humedales, lagunas y arroyos. A la subespecie doméstica se la puede ver en numerosos parques y públicos (sin los requisitos de tanta humedad o arbolado).

CURIOSIDADES

Durante la época reproductiva los machos huelen a almizcle, de ahí deriva uno de los nombres por el que también se le conoce: pato almizclado.

Cuando vuelan lo hacen con el cuello estirado.

Los machos son territoriales y agresivos.

Cuando se asustan o se sienten amenazados erizan las plumas de su pequeña cresta.

Antiguamente se utilizaba a las patas criollas para empollar los huevos de pato común.

La subespecie doméstica ha sido criada en toda Hispanoamérica desde los tiempos precolombinos para utilizarla como fuente de alimentación, posteriormente se han introducido en Europa y en algunos países de Asia para utilizarlos de forma industrial, tanto por su carne, que es magra y se parece a la de ternera, como para elaborar el foie-gras y paté.

Los patos criollos son animales poco ruidosos y sus vocalizaciones parecen silbidos. El grito del macho se reduce a una especie de soplido y las hembras adultas son mudas, de ahí el nombre común de la especie.

Menú