LOBO IBÉRICO

qr-img-threat

Clase: Mamíferos

Orden: Carnívoros

Familia: Canidae

 

Tamaño: 100 – 120 cm.

Peso: 30 – 50 Kg.

Esperanza de Vida: 16 años

Gestación: 60 días

Nº Crías: 3 – 8

Distribución: Noroeste de España y Sierra Morena.

DESCRIPCIÓN

El lobo (Canis lupus) es un miembro del orden de los mamíferos conocidos como Carnívoros. Probablemente las características más distintivas de los animales de este orden son sus largos y puntiagudos dientes caninos o colmillos y sus afilados premolares superiores y molares inferiores. Los carnívoros poseen un sistema digestivo simple y sus garras son normalmente afiladas. Además, sus clavículas son comparativamente pequeñas. Sus cerebros están altamente desarrollados, por lo que estos animales están considerados más inteligentes que la mayoría de los otros grupos.

Con el aspecto característico de un cánido, el lobo es de complexión robusta, cabeza grande y redondeada, en la que destacan sus orejas triangulares, siempre erguidas, aunque cortas, y sus vivos ojos de color dorado o ambarino. El pelaje del lobo, adaptado a los rigores de la montaña, es muy espeso, más en invierno que en verano, mientras que la cola es gruesa y aparece densamente poblada. Las hembras tienen unas dimensiones y peso inferiores a los de los machos.

El lobo tiene unos sentidos muy desarrollados, pudiendo captar ultrasonidos por encima de los 20.000 ciclos, la vista está también muy desarrollada, aun cuando es el olfato el sentido más perfeccionado, pudiendo olfatear presas con el viento a favor a 300 metros de distancia.

Las características principales que diferencian el pelaje del lobo ibérico del lobo europeo son las siguientes:

  • Manchas blancas en los belfos, llamadas «bigoteras»
  • Líneas verticales negras o muy oscuras que recorren el frente de sus patas delanteras
  • Marca oscura a lo largo de su cola
  • Mancha oscura alrededor de la cruz, llamada «silla de montar»

Estas marcas son las que le han valido a la subespecie el nombre de signatus, que significa «signado», es decir, con señales o marcas.

HÁBITAT

En cuanto a hábitat el lobo selecciona lugares que no sean frecuentados por el hombre, su enemigo histórico, y que cuenten con disponibilidades alimenticias y aguas, esencial en su supervivencia. En inverno se desplaza a cualquier hora del día, mientras que en verano prefiere hacerlo al atardecer y amanecer.

CURIOSIDADES

Desde la antigüedad el hombre se ha sentido atraído por el lobo, ha sido una relación ambivalente de miedo y admiración hacia la especie, rodeado todo ello de misticismo y leyendas, como las conocidas leyendas de Rómulo y Remo en la mitología romana o la de Gárgoris y Habilis en la mitología íbera, que presentan en su descripción situaciones similares, en las que cachorros humanos son amamantados por lobas salvadoras.

Otros rastros: Muy variados, como GUARIDAS, que son parecidas a las tejoneras, pero con agujeros moderadamente profundos y una entrada bien marcada, con grandes cúmulos de tierra en la entrada procedentes de la actividad cavadora. DESPOJOS, su costumbre de no terminar de devorar a sus víctimas, así como el tamaño de ellas, de modo que algunas de sus víctimas solo pueden ser presa de este animal, al no existir en nuestro territorio ningún otro competidor del lobo, es un buen indicio para constatar su presencia en un territorio.

A nivel internacional aparece catalogada en la UICN como vulnerable. En la Península Ibérica aparece también como vulnerable y con Protección Estricta en Extremadura y Andalucía, estando en Sierra Morena (Andalucía) el territorio más meridional de la especiel, con graves riesgos de supervivencia futura.

Menú