LECHUZA COMÚN

qr-img-threat

Clase: Aves

Orden: Strigiformes

Familia: Tytonidae

 

Tamaño: 33 – 39 cm.

Peso: 290 – 355 gr.

Nº Huevos: 4 – 7

Distribución: En todo el mundo, excepto en altas latitudes.

DESCRIPCIÓN

La lechuza común (Tyto alba), también llamada lechuza de los campanarios, es un ave de la familia de las Tytonidae, y una de las aves más propagadas de todo el mundo. De mediano tamaño, tiene las alas largas, anchas y redondeadas, y la cola corta.

Presenta un plumaje blanco, con el dorso en tonos dorados. El rasgo más característico de esta especie es el llamado disco facial, en forma de corazón, constituido por una serie de plumas blancas y cortas dispuestas en forma de corazón. El disco facial se ha relacionado con la captación de los sonidos que emiten sus presas, ya que facilita la conducción de las ondas sonoras hacia los orificios auditivos, los cuales se ubican cerca de los ojos. De este modo, cada mitad del disco actúa como el pabellón auditivo de los mamíferos. Las patas están parcialmente emplumadas y tienen los dedos cubiertos con cerdas blanquecinas que con frecuencia no conservan este color y dan la impresión de suciedad.

Tienen un sonoro y algo tétrico grito, muy estridente si se escucha a corta distancia. Sin embargo, la gran variedad de sonidos que puede emitir hacen complicada la descripción. La voz más común de la lechuza es un prolongado y agudo grito seguido de ronquidos y gruñidos emitidos en tono más bajo. A diferencia de otros búhos, por sus hábitos nocturnos, pasa a menudo inadvertida.

Existen varias subespecies, que se diferencia principalmente por el color.

HÁBITAT

Campos de vegetación no muy densa; así como en los campos de sembrados, praderas con árboles, zonas urbanas y lugares semejantes.

CURIOSIDADES

Como todas las rapaces nocturnas, la lechuza tiene su vista adaptada a la oscuridad, a la noche y sus ojos son 100 veces más sensibles a la luz que los nuestros. A pesar de esto, la lechuza caza por el oído. Detecta el sonido de algún pequeño roedor, lo localiza y lo atrapa.

Según la Mitología Griega, la lechuza simboliza a Palas Ateneas o Minerva. Se le atribuía una gran sabiduría y que era capaz de predecir las desgracias, por lo que se ha considerado un pájaro de mal agüero. Además, también se la ha acusado a esta rapaz de devorar aves de corral, por lo que ha sido intensamente perseguida en ocasiones por los campesinos.

Cumple un importante papel en los ecosistemas como regulador de las poblaciones de micromamíferos, tanto pequeños roedores como insectívoros, por lo que resultan de gran utilidad para el agricultor Sin embargo, muchas gentes de campo, desconociendo este importante papel de la lechuza, es decir, su nicho ecológico, están contribuyendo a su desaparición.

Otra de las farsas que dicen sobre esta rapaz es que es un ave de mal agüero debido al sonido que hacen al entrar a las casas igual al de un ofidio.

 

Menú