CÁRABO

qr-img-threat

Clase: Aves

Orden: Strigiformes  

Familia: Strigidae

 

Tamaño: 37 – 46 cm.

Peso:  330 – 690gr.

Nº Huevos: 2 – 4

Distribución: Eurasia

DESCRIPCIÓN

Es una rapaz nocturna de mediano tamaño, de forma rechoncha y gran cabeza, a diferencia de otras rapaces nocturnas, ésta no posee penachos en la cabeza. El plumaje es muy críptico con diferentes coloraciones entre individuos; se pueden encontrar desde ejemplares grises hasta rojizos, pasando por una amplia gama de marrones intermedios. Posee alas cortas y anchas, como corresponde a una especie muy ligada a los bosques. El pico es amarillo y los ojos negros, con el borde del párpado rosado. Los tarsos y los dedos están emplumados, y las uñas son negras. Por norma general las hembras mayores que los machos.

Al igual que con la mayoría de las estrígidos, su vuelo es silencioso debido a la suave y afelpada superficie superior de sus plumas y a un fleco en sus plumas primarias exteriores.

Los ojos se localizan al frente de la cabeza y cubren un campo de visión del 50-70%, dándole una mejor visión binocular que la de las aves de presa diurnas ( 30-50%). La agudeza visual del cárabo apenas es un poco mejor que la del hombre. Al igual que con otras aves emparentadas, los dos orificios auditivos del cárabo están colocados asimétricamente en la cabeza para mejorar la audición direccional. El orificio izquierdo se encuentra más arriba en la cabeza que el oído derecho y se encuentra inclinado hacia abajo, de manera que es más sensible a los sonidos provenientes de abajo. Ambos orificios se encuentran ocultos bajo un tipo de plumas del disco facial que se especializan estructuralmente en ser transparentes al sonido, apoyadas además por una capa plegadiza de piel. La estructura interna del oído le permite detectar sonidos de baja frecuencia a cierta distancia, como puede ser el crujido que provoca una presa al moverse entre vegetación. El oído del cárabo común es diez veces mejor que el del humano, y puede cazar usando solamente este sentido en la oscuridad del bosque en una noche nublada, aunque cuando llueve, el golpeteo de las gotas de agua le dificulta detectar sonidos débiles; un clima húmedo prolongado puede ser causa de inanición si el cárabo no es capaz de cazar efectivamente.

HÁBITAT

Se puede hallar a esta especie en bosques caducifolios y mixtos, y en ocasiones en plantaciones maduras de coníferas, prefiriendo zonas con disponibilidad de agua. Lugares como cementerios, jardines y parques le han permitido extenderse dentro de las áreas urbanas, como ha sucedido, por ejemplo, en el centro de Londres.

CURIOSIDADES 

Sus hábitos nocturnos y su característico llamado espeluznante y fácilmente imitable, han hecho que se le asocie mitológicamente con la mala suerte y la muerte.

La nomenclatura binominal se deriva del griego strix («lechuza») y del italiano allocco, que a su vez proviene del latín ulucus («chillido»), es decir, «lechuza que chilla», aunque en realidad sea incorrecto llamarlo lechuza.

Sus principales amenazas son atropellos, utilización indiscriminada de plaguicidas, destrucción del hábitat (principalmente por incendios, con desaparición de árboles con oquedades). Las plantaciones de árboles jóvenes, como pinos, no les permiten establecerse.

Menú