AGUILUCHO CARILCALVO

qr-img-threat

Clase: Aves

Orden: Accipitriformes

Familia: Accipitridae

 

Tamaño:. 51 – 68 cm.

Peso: 950 gr

Esperanza de Vida: 30 años

Nº Huevos:  1 – 3

Distribución: África subsahariana

DESCRIPCIÓN

Es un ave de mediano tamaño. En general presenta un color gris pálido, aunque el vientre es blanco con un fino barrado de color oscuro. Las alas son anchas y también de color gris pálido, con los extremos de sus plumas primarias y secundarias de color negro con una fina línea blanca en el extremo. La cara es de un color variable, que va del amarillo al naranja rojizo. El plumaje del macho y de la hembra es muy semejante, mientras que los ejemplares jóvenes s son de color pardo.

Una característica destacable de esta especie es la doble articulación de su rodilla, que le permite alcanzar a presas ocultas en agujeros y grietas, de otro modo inaccesibles. El azor zancón (Geranospiza caerulescens) posee una estructura anatómica similar en sus patas, lo que evidencia un caso de evolución convergente.

HÁBITAT

El aguilucho caricalvo habita en una amplia diversidad de entornos,  desde los bosques húmedos hasta las sabanas y estepas áridas. Prefiere, no obstante, zonas boscosas cerca de sistemas fluviales.

CURIOSIDADES

El Aguilucho caricalvo, junto con el aguilucho caricalvo malgache (Polyboroides radiatus), son los únicos miembros del género Polyboroides.

Puede cazar en vuelo lento sobre la vegetación. Sin embargo, la mayor parte de las presas las captura en los troncos y, aunque menos frecuente, también debajo de objetos en el suelo. Por ello, es frecuente observarlo trepando por los árboles, en ocasiones batiendo las alas, o colgando de las ramas, cuando está buscando comida. Esta forma singular, entre las aves rapaces, de buscar y atrapar presas está posibilitada por la extraordinaria flexibilidad de sus largas patas que presentan una doble articulación en la rodilla. Puede doblarlas hacia adelante y hacia atrás, y esto junto con un tamaño reducido de sus pies, es lo que le permite alcanzar, en huecos y hendiduras, nidos, aves u otras presas que habitualmente se esconden en oquedades.

Menú