Ciencia e igualdad con la lámpara de lava de Sendaviva

Actividad pequeños científicos de Sendaviva

Margarita Salas, una de las mayores científicas españolas del siglo XX, siempre animó a las niñas que quieren ser científicas a no quedarse atrás y seguir siempre adelante porque, como ella misma dijo: “las chicas valemos tanto como los chicos”.

Hoy en Sendaviva nos sumamos a la celebración del día de la Mujer y la Niña en la Ciencia, haciendo mención también a los objetivos de desarrollo sostenible (ODS), como es el de la igualdad de sexos, que impulsa la Organización de las Naciones Unidas y que en Sendaviva ponemos en práctica en actividades como la de ‘Pequeños Científicos’.

Celebramos este día con un experimento que todas y todos podréis realizar en casa: una lámpara de lava. Con este experimento descubriréis que, al igual que entre hombres y mujeres, todos los elementos son igual de importantes. Si un elemento falta, el experimento no funciona.

Necesitaréis muy pocos materiales:

1 vaso de plástico o botella de cristal

Colorante o pintura de cualquier color

Pastillas efervescentes

Aceite

Agua

Linterna para ver bien el efecto

¡A experimentar!

  1. Llena el vaso o el bote de cristal con agua hasta la mitad.
  2. Añade al agua unas gotitas de colorante o témpera del color que más te guste y remuévelo para que se mezcle bien el color.
  3. Rellena lo que queda del vaso con aceite. ¡Hasta arriba!
  4. Deja reposar unos minutos y estará listo para ver el efecto.

Pasos para realizar una lámpara de lava casera

5. Pon una luz debajo del vaso o el bote de cristal (sirve, por ejemplo, la linterna de un teléfono móvil).

6. Echa la pastilla efervescente. Y ahora… ¡observa!

Lámpara de lava casera iluminada

Explicación:

Como has podido observar el aceite flota en el agua, esto se debe a que es más ligero (menos denso) que el agua. El aceite y el agua no se mezclan debido las diferentes características de estos líquidos, que no les permite unirse entre sí.

Al agregar la pastilla efervescente, esta se hunde hasta el fondo y comienza a disolverse. La reacción de los componentes de las pastilla con el agua produce un gas conocido como dióxido de carbono. Este gas es mucho más ligero (menos denso) que los dos líquidos, por lo que sube rápidamente hasta la superficie, saliendo del líquido y mezclándose con el resto del gas (aire) de la habitación. Cuando suben, las burbujas de gas atraen y arrastran parque del agua coloreada y la transportan a la superficie.  Cuando el gas sale de la mezcla (agua coloreada), el agua vuelve a hundirse, ya que es más densa que el aceite. Esto sucede una y otra vez hasta que la pastilla efervescente se disuelve por completo.

¿Tienes más ganas de ciencia? Muy pronto podrás disfrutar de la actividad ‘Pequeños Científicos’ en Sendaviva.